5 cosas por las que doy las gracias al 2017

¡Hola! ¿cómo estás? hoy he decidido publicar un día diferente al domingo porque me salgo un poco del tema de la lactancia. Aún así, espero que resulte de tu interés, porque creo que de esta forma podrás conocerme un poco mejor.

Y es que hoy 29 de diciembre, creo que va tocando hacer balance del año 2017.  He de reconocer que  soy una persona de acción, es decir, si veo que algo está mal en vez de regodearme en ello, cambio el rumbo y listo. Identifico mis debilidades con facilidad y por ello se cuando algo no funciona y debo cambiarlo. Pero ¿qué ocurre cuando no puedes controlar lo que sucede? ¿cómo cambias tu rumbo…?

Este año han pasado muchas cosas que no he podido controlar  y esto me ha hecho darme cuenta de que ni el ego, ni la planificación exhaustiva, ni siquiera las buenas intenciones, pueden con todo. Pero lo que sí puedo controlar es cómo me tomo aquello que ha pasado. Por eso elijo 2017 como el año que me ha dado cosas por las que dar las GRACIAS y cosas de las que he elegido APRENDER.

Aquí tenéis un resumen con 5 cosas por las que doy las gracias y de las que he aprendido este año:

  1. GRACIAS POR ENSEÑARME A DECIR NO. Se que esto es muy típico, pero realmente siempre me ha costado mucho el poner límites a lo que los demás elegían por mi. Siempre he hecho lo que considerado mejor para mí, pero si otros tenían otra opinión me sentía fatal por “salirme del tiesto”. Desde que fui madre decidí que haría lo que era mejor para mi hijo y para mi pequeña familia sin importarme lo que los demás pudieran pensar. Este año me ha ayudado a consolidar esta opción. Ahora si algo se que no es bueno para mí a pesar de que otros insistan…no lo hago…por ello GRACIAS.
  2. GRACIAS POR DARME UNA OPCIÓN B. El año empezó con unos planes muy diferentes a los que finalmente han resultado. Otro destino, otra ciudad, otros planes laborales…pues bien, cuando menos los esperábamos otro destino se cruzó y decidimos tomar ese plan B que ha resultado ser la mejor decisión que podíamos tomar.
  3. GRACIAS POR AYUDARME A SUPERAR LOS MIEDOS. Aquí voy a ser mucho más explícita. Mi experiencia como expatriada en Francia fue muy dura. Fueron 3 años de sentirme muy sola, muy incomprendida y realmente rechazada por ese país. Al pensar en un nuevo destino mi estómago se revolvía de pensar que pudiera sentirme igual o lo que era aún peor, que mi hijo pudiera sentir algo de aquello. Pero me fui a Londres con el “contador a cero” y con la actitud positiva ante todo. Pues debo decir que esa actitud positiva solo me ha traído cosas buenas. Por supuesto que hay gente que no te acepta, pero es problema suyo, no mío. Por supuesto que como inmigrante, tienes que demostrar cada día cómo eres y que eres digno de confianza, pero merece la pena. Solo quiero dejar a mi paso cosas buenas. Los malos rollos o la gente que no sume, no me interesa.
  4. GRACIAS POR ENSEÑARME A EMPEZAR POR AYUDAR. En junio tuve la suerte de asistir a un evento de emprendedores (comunidad experienciar) que me motivó muchísimo y donde aprendí algo. Empieza por ayudar. Si bien es cierto que la orientación que tiene este tipo de comunidades es la de ayudar, para que luego te ayuden, yo me quedé con la idea de que debo empezar a relacionarme con la gente pensando en qué puedo ayudarles. De esta forma la gente está mucho más receptiva y se abre mucho más. Si dejas a un lado el egoísmo vienen cosas mucho más positivas. Así comencé con mi voluntariado, nunca había hecho nada así, y solo estoy recibiendo cosas positivas, por eso GRACIAS.
  5. GRACIAS POR ENSEÑARME A QUE SÓLO YO ELIJO LO QUE QUIERO DEJAR EN ESTE MUNDO CUANDO YA NO ESTÉ. Este año tenemos la suerte de que en mi familia somos dos más. El pasado 1 de diciembre nacieron mis sobrinos, como los que me seguís por redes sociales supisteis. Uno de ellos ya no está con nosotros. Vino a enseñarnos que todos somos importantes, necesarios e imprescindibles y se fue al cielo como un angelito más. Es una pena que nunca pueda decirle lo mucho que me enseñó a pesar de que nunca nos hemos podido conocer.  TODOS SOMOS IMPORTANTES, TODOS DEJAMOS UNA HUELLA Y PODEMOS ELEGIR QUÉ HUELLA DEJAMOS EN LOS DEMÁS…

Con esto, os deseo un feliz año 2018, lleno de salud para vosotros y vuestras familias y quiero daros también las GRACIAS porque este 2017 habéis empezado a formar parte de mi vida. 

Enero va a ser un mes dedicado al 100% a mis exámenes de psicología, quiero estar a tope con ellos y por supuesto con mi hijo, por ello el blog vuelve en febrero. Os espero a todos en mi instagram (@nazaret_lactactivity), donde podremos seguir en contacto.

Un besazo y todo mi cariño!!!

Nazaret.

Deja un comentario